sábado, 25 de marzo de 2017

Día festivo: un poema del Conde de Villamediana

Hoy traigo un sentimiento que, después de cuatro siglos, sigue latiendo en los versos de este soneto debido a un grandioso poeta del siglo XVII que, por estar a la sombra de gigantes como Lope, Góngora y Quevedo, es considerado injustamente como autor de segunda fila. El conde de Villamediana:

Esta flecha de amor con que atraviesa
de parte a parte el corazón rendido,
de tan gloriosa causa ha procedido,
que me siento morir, y no me pesa.

   Ya el alma en su tormento no confiesa  
sino su cautiverio apetecido,
pues con aprobación de mi sentido
funda su libertad en estar presa.

   Ver, adorar, morir fue todo junto,
dando, con sólo veros, mi tormento  
forzosa causa a su mortal estado.

   Porque a tan gran peligro basta un punto,
y a la luz de sus ojos un momento,
para dejar sin vida a un desdichado.



viernes, 24 de marzo de 2017

Alegorías

Filosón, al cavilar sobre la afición humana a representar conceptos teóricos con alegorías, se ha percatado de una curiosa contradicción: 

Di, ¿por qué la muerte triste,
que es la no vida acabada,
tiene guadaña y se viste,
y la vida, que sí existe,
no tiene cara ni nada?


jueves, 23 de marzo de 2017

Los ex

Histeriador aborda aquí el problema de los celos retroactivos, candentes cuando uno se convierte en el segundo marido o la segunda mujer de:

Por muy ex que sea tu ex,
no puedo verme en el podio
sin pensar con celo y odio
que siempre será tu fuex.



miércoles, 22 de marzo de 2017

Síndrome de Down

El hombre es pura contradicción. Ayer se celebró el día del Síndrome de Down y hubo insistentes llamamientos a la normalización, a la inserción social y laboral. Aunque nunca son suficientes, todo son ayudas económicas, apoyos escolares, y en general nuestra sociedad hace gala de una exquisita tolerancia y apertura afectiva hacia los señalados con la trisomía del 21, a quienes se quiere quitar el sambenito de discapacitados para sustituirlo por el de capacitados: sienten igual que nosotros, sufren como nosotros, ríen como nosotros (miento, ríen más que nosotros)… Pero hay algo que todavía no entiendo de esta sociedad, algo que Filosón expresa con palabras muy crudas, lo advierto:

Cuida con cinco sentidos
esta sociedad cretina
a tarados y tullidos
solo si están ya nacidos;
si no están, los extermina.



martes, 21 de marzo de 2017

EL PERIQUITO HAMBRIENTO

Para advertirnos del peligro de abusar de los incisos, Alacrón nos obsequia con esta fábula de argumento en realidad brevísimo:

Érase una vez que se era
(y una vez sido, ya el ser,
siendo como es pura esencia,
no será lo que no fue),
un verde (y al decir verde,
no se entienda inmadurez
ni lujuria de vejete,
sino color sin doblez),
periquito (y no se crea
que lo estoy llamando a usted
si acaso es Pedro su nombre,
que periquito es también
un pájaro tropical
que se suele poseer)
que estando en su jaula (y vuelvo
a abundar en lo del ser,
que no es lo mismo que estar,
pues quien está también es,
mientras que ser sin embargo
no implica estar a su vez)
fue al grano (y basta de versos,
que si el periquito aquel
por yantar quiso ir al grano,
el poeta no lo fue).


lunes, 20 de marzo de 2017

Ayer fue el día del guardador

Ayer fue día de San José y, por ende, día del padre. En el colegio de mi hijo, donde siempre se había celebrado con la entrega por parte de los vástagos de uno de esos detallitos manuales que tanto derriten el corazón de los padres, se ha suprimido la celebración en atención a esos niños cuyo progenitor ya no vive en casa, aunque, digo yo, siga siendo su padre. Mi hijo de seis años estaba indignado. Una vez más, se ha impuesto sobre la cordura y la sensatez lo políticamente correcto. Para colmo, me encuentro en la preinscripción para mi hijo pequeño que a mí ya no me llaman padre, ni a mi mujer, madre. Ponzoñón ha recogido en un aguijón este nuevo intento de tergiversar el vocabulario:

¡Qué orgulloso estoy! ¡Qué honor
que este mundo, en su labor
de hallarme un nombre que cuadre,
no me quiera llamar padre
y me llame guardador!




sábado, 18 de marzo de 2017

Día festivo: un poema de Jesús Cotta

En este fin de semana en que San José bendice a los padres, traigo un poema incluido en un antología recién publicada por Renacimiento de poemas al padre (Tu sangre en mis venas), que incluye este precioso poema al que, amén de su belleza, me unen el autor, que es mi hermano Jesús, y el protagonista, que es mi padre:

Porque el azar no explica a Rita Hayworth,

porque mira esa flor en la colina,

porque, si no, a quién daré las gracias,

porque también existes tú, mi vida,

porque no he muerto treinta y tres mil veces,

porque tengo una sed que es infinita,

porque apuntan a Él todos los árboles,

los zigurats, los ríos y las vidas.

Que sí, que existe Dios.

Me lo dijo mi padre en su agonía.


viernes, 17 de marzo de 2017

Fábula de los dos ladrillos

Nuestro alacrán más tierno, Candidalgia, y nuestro alacrán más prolijo, Alacrón, se han coaligado para escribir esta fábula de los dos ladrillos:

LOS DOS LADRILLOS

Dos ladrillos bien cocidos
vivían en sendos palés 
esperando ser usados
en una obra. Al nacer 
de un claro día, un peón
los transportó hasta un retén
de albañiles que esperaban
para hacer una pared.
Hecho el muro, ambos ladrillos
coincidieron justo al pie.
Unidos por el destino
y el cemento, ¡qué placer
recibieron de sentirse
crecidos en su poder!
Al día siguiente, el sabio 
capataz mandó romper
la pared y alzarla un metro
más atrás de donde ayer.
Cuando la negra machota
la echó abajo, dejó ver
a los dos hechos cascotes
y escombrados por doquier.
El cemento que les hizo
ser más fuertes fue a su vez
el que los hizo pedazos
al quebrarse también él.
Fuerte es el alma de un hombre,
fuerte la de una mujer,
y las dos se multiplican
si sacian juntas su sed.
Por eso, cuando la muerte
parte en dos su único ser,
lo que deja son añicos
que uno no puede rehacer.






jueves, 16 de marzo de 2017

Historia edificante

Alacráneo nos trae, más que una historia macabra, una anécdota edificante, cuyo protagonista rebosa una estoica sensatez difícil de encontrar entre los ricos:

A un sensato millonario
preguntaron si en el día
de su muerte, no tendría 
su panteón funerario.
Y el hombre dijo: —Al contrario.
¿A qué voy a construir 
un panteón de visir 
y una tumba tan señera
si, por más que luego quiera,
no me podré rebullir?


miércoles, 15 de marzo de 2017

Defectos ajenos

Ya lo dijo Jesús: Todos ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. O como dijo Samaniego: En una alforja al hombro / llevo los vicios: / los ajenos delante, / detrás los míos. / Esto hacen todos: / así ven los ajenos / y no los propios. O como dice Alacrante:

¿Fulano? Demasiado introvertido.
¿Mengano? Un plasta que habla por los codos.
¿Perengano? El mayor de los beodos.
¿Zutano? Ese no bebe: es un cohibido.

¿El alto? Un calavera, un mal marido.
¿El bajo? Un calzonazos con apodos.
¿El gordo? Tan zoquete como todos.
¿El flaco? ¡Se lo tiene más creído…!

¿Quién hay, Señor del Cielo, que se libre
de vicio, tacha, mácula o defecto,
sean de mayor o de menor calibre?

No encuentro un temple totalmente recto
ni existe amigo de lunares libre.
Ninguno… salvo yo, que soy perfecto.



martes, 14 de marzo de 2017

El mejor es un hipócrita

El más bueno no hace sino ocultar sus malos sentimientos (y refrenarlos, claro). ¿Quién puede pensar tan mal del hombre sino el escéptico de Ponzoñón?

El que abandona algún cargo
desea que el sucesor
no lo haga mal; sin embargo,
que no lo haga mejor.



lunes, 13 de marzo de 2017

Parejas paseando

Resulta curioso para alacranes como Histeriador observar el comportamiento de las parejas al pasear. Cuando un hombre y una mujer pasean, ambos van a la par; pero cuando se juntan dos parejas, la cosa cambiar radicalmente:

El eterno interrogante:
cuando van dos matrimonios
dando un paseo sin más,
¿sabe alguien por qué demonios
van ellos siempre delante
y ellas diez metros atrás?




sábado, 11 de marzo de 2017

A LA PEREZA, un poema de Bretón de los Herreros

Quiero que el sábado de hoy también nos deje una sonrisa. Por eso traigo aquí un poema dedicado a la pereza escrito por Manuel Bretón de los Herreros (1796-1873), un autor de la época romántica que, al contrario que sus lúgubres coetáneos, contempló la vida con una sonrisa. El final es memorable:

¡Qué dulce es una cama regalada! 
¡Qué necio el que madruga con la aurora 
aunque las musas digan que enamora 
oír cantar a un ave en la alborada! 


¡Oh, qué lindo en poltrona dilatada 
reposar una hora y otra hora! 
Comer, holgar..., ¡qué vida encantadora, 
sin ser de nadie y sin pensar en nada! 


¡Salve, oh, Pereza! En tu macizo templo 
ya, tendido a la larga, me acomodo. 
De tus graves alumnos el ejemplo 


arrastro bostezando: y en tal modo 
tu apacible modorra a entrar me empieza 

que no acabo el soneto... de per... (eza)



viernes, 10 de marzo de 2017

EL BURRO AGONIZANTE

Alacrón, el de las fábulas, nos trae hoy una con ribetes de sentimental, pero que no deja de tener su moraleja:

Es un estanque tranquilo.
El sol desangrado tiñe
con la aguja de las horas
la superficie de níquel.
En sus orillas un burro
exánime se despide
del sol, del agua y del mundo
que le dio de palos. Libre
y agonizante, oye entonces
el noble canto de un cisne
con que el mundo es bendecido
dulcemente antes de irse.
En las ondas de cristal
reverbera el suave timbre
de su canto dedicado
a un rebuzno que se extingue.
Pero al mismo tiempo que oye
su preciosa voz de tiple,
ve en el cielo moribundo
negros círculos de buitres
que sobrevuelan su testa
con graznidos impasibles
y que esperan coronarlo
de su gula así que expire.
El burro, con sabia risa,
filosofó así en el límite
de su aliento: «Esto es morir:
dejar a unos pocos tristes
junto a ti, y en las afueras
a un puñado de felices».






jueves, 9 de marzo de 2017

Barcelona 6 - París SG 1

¡Qué poco hemos cambiado desde que andábamos por ahí con nuestras pieles y nuestro rudimentario lenguaje! El varón, concretamente, ha variado poco, como recoge Histeriador en su alacrán de hoy (por cierto, ayer dicen que hubo partido de fútbol):

Hace cuarenta mil años,
uno iba a una reunión
de Cromañones, y el tema
de toda conversación
era cazar al mamut.
Hoy el tema del varón
ha variado poca cosa:
es la caza del balón.



miércoles, 8 de marzo de 2017

Derechos de la mujer

Ponzoñón, como alacrán de su tiempo, también se apunta al carro de la igualdad entre alacranes macho y alacranes hembra, aunque no sé si su formulación satisfará a todo el mundo:

Soy un hombre de mi tiempo.
Igualdad: ese es mi emblema,
y siempre reivindicando
los derechos de las hembras.


martes, 7 de marzo de 2017

Probadores

Histeriador, a quien hace tanto que no veíamos por aquí, pone el dedo en la llaga sobre una de las inquietudes que atenazan a los clientes (clientas sobre todo) de tiendas de ropa:

Ciertas mujeres que escucho 
metidas en probadores
desconfían por lo mucho 
que tienen de miradores.





lunes, 6 de marzo de 2017

Odor maximus

Candidalgia pone las cosas en su sitio. Ni almizcles, ni pachulis, ni vainillas. Que s equiten los Christian Dior, los Chanel y las Carolinas Herreras:

Ni el perfume más ardiente
vence con todo su adorno
el olor del pan caliente
recién sacado del horno.


sábado, 4 de marzo de 2017

Día festivo: un poema de Luis Alberto de Cuenca

De este poema de Luis Alberto de Cuenca me admira la capacidad de sugerir en nueve endecasílabos toda una historia negra, cinematográfica:

BRILLANTE

Me dejó brocha, crema y una máquina
de afeitar en los bordes del lavabo.
Hice correr el agua fría, y dije:
«Anoche estuve a punto de violarla».
«¿De verdad pensó en mí?», respondió ella.
No contesté. Seguí frente al espejo,
viviendo mi afeitado. Eran las once.
Podía verla al fondo de la alcoba,
resplandeciendo al sol de la mañana.

(La caja de plata, Renacimiento, 1985)

viernes, 3 de marzo de 2017

VALE frente a OK

Talibán de la palabra. Así me motejó un amigo carioñosamente. Yo, en vez de recibirlo como ultraje, lo hice bordar en mis escudos y gallardetes. Soy un talibán, sí. A mí, me tocan algunas cosas de España y me puedo indignar más o menos; pero es tocarme el idioma y brotarme el guerrillero, el cruzado que llevo dentro. Hoy llevo en el alma la herida del OK, esa infame abreviatura anglosajona que trata de cercar la ilustre raigambre, la vetusta latinidad de nuestro VALE, la palabra que remata la obra más grandiosa de nuestra literatura. Si el hidalgo manchego alzara la cabeza, dejaría a los molinos en paz y arremetería contra las hordas de barbarismos que invaden el solar ibero. El OK no solo intenta desplazar al VALE, sino a otras hermosas expresiones como «dar el visto bueno» o «dar el beneplácito», cuya sonora afectividad está siendo infestada por un frígido y nefasto «dar el OK». ¿Cuándo resucitarás, Alonso Quijano? Mis alacranes te reclaman, y expresan su deseo en el siguiente aguijón:  

Vamos a ver cuándo sale
por fin la dichosa ley
que proteja a nuestro Vale
y prohíba ya el Okey.


jueves, 2 de marzo de 2017

Salvar la vida

Esta reflexión metafísica no podía ser de otro que de Filosón:

En este suelo, este mundo
que entre peligros surcamos,
sin darnos cuenta salvamos
la vida cada segundo.


miércoles, 1 de marzo de 2017

LOAS AL BURRO

Alacrón rinde hoy homenaje a uno de los animales más tiernos y más vilipendiados de la Creación. Sesuda refelxión la de este alacrán:

Humilde borrico
de orejas enhiestas,
pelaje pardusco
y mansa tristeza,
¿qué cuenta la historia
sobre tus proezas?
¿Se burla o te alaba?
¿Te elogia o se befa?
Aquel que te tilde
de bruto o de bestia
no sabe qué dice,
no sabe qué piensa,
que están de vosotros
las historias llenas,
desde Babilonia
hasta nuestra era.
Mirad a Apuleyo,
que en época vieja
rebuznó en latín
todas sus miserias.
También hubo burros
en las tierras griegas,
que el rey Midas tuvo
tus lindas orejas.
Y en leche de burra
se bañó la reina
que sometió Roma
a sus dos carretas.
Un manso pollino
de alcurnia evangélica
montó Jesucristo
allá por Judea.
¡Mayor peso que ese, 
ninguno lo lleva!
Asnos musicales
ha habido en la tierra
que tocan la flauta
y encima les suena.
Y hubo un noble rucio
de estirpe manchega
que, igual que su amo,
de ser simple acémila,
se hizo Rocinante
de alma quijotesca.
O el asno onubense
de carne pequeña,
peluda, suave
(que dijo el poeta)
que cumplió cien años
trotando entre letras.

En fin, mil jumentos
que al cabo demuestran
que en tiempos pretéritos
y en la época nuestra
hay más burros célebres
que grandes poetas.