martes, 3 de marzo de 2015

Sociedad enferma

La expresión latina contra natura quizá suene a retrógrada e inquisitorial, pero cuando uno ve esos asesinatos cada vez más frecuentes de padres a hijos, aparte de ponernos la piel de gallina, nuestra conciencia reconoce lo antinatural, lo antihumano que es eso. Así lo expresa Ponzoñón:

Algo funciona muy mal
en este mundo ruinoso 
cuando, al matar a un chaval,
el principal sospechoso 
es su padre natural.


4 comentarios:

  1. Siempre me seguirá sorprendiendo ese tipo de noticias. No puedo creer que un padre sea capaz de asesinar a sangre fría a su propio hijo.....se me revuelven las entrañas de solo pensarlo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre es sorprendente e inexplicable, tanto para lo bueno como para lo malo.

      Eliminar
  2. Al que hace algo así habría que ... Bueno,no lo digo porque contiene alguna ordinariez y alguna que otra cosa que no se puede poner por escrito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero aunque no pueda decirse, habría que hacérselo.

      Eliminar