jueves, 11 de mayo de 2017

Videojugarse la vida

Una de las obras en que más picaron mis alacranes fue una novela mía publicada en 2012: Videojugarse la vida, una paranoia satírico-futurista que escribí para hacer reír y hacer pensar (abajillo a la izquierda podéis pinchar el enlace de Amazon). El siguiente aguijón quiere ser un retrato del perfecto albañil, firmado por Alacrante:

Éste es uno de esos seres
de piropo y bocadillo
que entre ladrillo y ladrillo
ladra y ladra a las mujeres.
Hace, entre otros menesteres,
arquitectura civil,
edifica iglesias mil,
trabaja haga malo o bueno
y da su nombre a un moreno:
el moreno de albañil.








4 comentarios:

  1. Mejor el moreno de albañil que el moreno Donald Trump...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf, cuánta razón tienes! ¡Qué moreno más infame!

      Eliminar
  2. El albañil...ese gran desconocido.Y cuanto hace por la sociedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, es uno de los empleos más visibles.

      Eliminar