miércoles, 17 de mayo de 2017

SONETO TRISÍLABO

Candidalgia nos trae en un dedal la quintaesencia de un soneto minimalista. Que yo sepa, se inventaron en su día los sonetillos (sonetos octosílabos) y los sonetos alejandrinos. No sé si mis alacranes lo han fundado, pero hoy expongo el soneto de tres sílabas:

Tu aliento
me trajo
debajo
del viento

tu leve
sonrisa,
tu brisa
de nieve.

Te sigo,
te llamo,
y, amigo,

proclamo
contigo:
«Te amo».



6 comentarios:

  1. Precisamente ayer leí el soneto de Manuel Machado, el de verano, trisílabo también. Qué mérito tiene hacer algo con sentido y bonito. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que Machado hubiera escrito uno. Nihil novum sub sole.

      Eliminar
  2. Aunque parezca más fácil es mucho más difícil de hacer.

    ResponderEliminar
  3. Para mí todo esto es digno de admiración, porque a lo máximo que llego es a hacer pareados del tipo:
    había un tipo llamado Diego
    que de cerveza iba ciego,
    jajajaja.
    Salu2 admirativos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todos modos, en los pareados más sencillos puede residir la genialidad.

      Eliminar