domingo, 10 de enero de 2016

Ambigüedades

La ambigüedad del lenguaje tiene un observador incansable en el aguijón de Chis:

―Tiene una rosa en la boca,
un balido es su palabra
y es suave cuando se toca.
―¿Es tu novia? ―No, es mi cabra.

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Qué perspicacia la tuya o qué simplicidad la mía!

      Eliminar
  2. ¡¿Qué estaría tocando para decir que es "suave"?!
    Pillín, pillín.

    ResponderEliminar
  3. Era una broma.
    Si se ha sentido usted ofendido, puede borrar el comentario.
    Lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va, hombre! Yo también hablaba en broma con eso de «mi inocencia y mi candor». Siento no haber sido más explícito.

      Eliminar