viernes, 22 de enero de 2016

Las edades del hombre resumidas en tres sufijos

Tras semanas de silencio, hoy vuelve Alacrón con un soneto en parte filosófico, en parte lingüístico:

LAS EDADES DEL HOMBRE RESUMIDAS EN TRES SUFIJOS

En esos años dulces, lisonjeros
de nuestra juventud, somos llamados
incautos quinceañeros alocados,
veinteañeros y luego treintañeros.

Mas ¡ay!, que superados los cuarenta,
de pronto nos volvemos cuarentones,
cincuentones e incluso setentones,
y el hecho de cumplirlos ya es afrenta.

Y a quien supera con holgura el reto
de esa crítica edad, el diccionario
lo llama octogenario con respeto

y lo bendecirá nonagenario.
Y quien se atreva a más, ese sujeto
no cumple, conmemora el centenario.




6 comentarios:

  1. Estupendo soneto con el que nos deleitas hoy, el cual dice verdades como puños.Ojalá lleguemos a la conmemoración del centenario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá lleguemos por lo menos a tercer sufijo.

      Eliminar
  2. También hay niños sabiondos, viejos verdes, hombres maduros, abuelitas quinceañeras y momias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y todos querrían llevar un -ero de sufijo, aunque merezcan un -ón.

      Eliminar
  3. Muy bien observado lo de los sufijos,la verdad. Y muy triste observar que a mi edad le toca el peor sufijo,buaaaa. En fin,espero llegar a poder "ostentar" el sufijo más respetuoso,será buena seña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peor sufijo es el que llevamos colgado la mayoría. ¿Te consuela?

      Eliminar