miércoles, 7 de diciembre de 2016

Imprecación

Alacrante formula aquí un sentimiento que todos hemos experimentado al pasear por las aceras en días de lluvia. Una verdadera imprecación:

¡Que le salgan sabañones
a la mano perezosa
que, al poner esta baldosa
de estos viejos callejones,
lo hizo en tales condiciones
que, al caer un chaparrón,
la he pisado y ¡cataplom!,
un charquito agazapado
me ha escupido y me ha dejado
empapado el pantalón!



8 comentarios:

  1. Justamente lo mismo que me ha pasado a mí en cinco ocasiones el día del diluvio en Málaga. Yo creo que algo más de sabañones tendría que salirle al que lo puso sin ganas. jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a ti se te empaparía algo más que el pantalón, seguro.

      Eliminar
  2. Lo llevaré apuntado y lo declamaré cuando me pase. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Junto a una jaculatoria, una imprecación. Un abrazo.

      Eliminar