sábado, 13 de junio de 2015

Lobo con piel de cordero

Chis demuestra aquí lo influidos que podemos llegar a estar por las frases hechas:

Al verme, me dijo un bobo:
―¿De qué es ese chubasquero?―.
Dije: ―De piel de cordero.
―¿Y por dentro eres un lobo?


6 comentarios:

  1. ¡No hay que fiarse de los desconocidos, ya lo dicen siempre los padres!

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí no me parece tan bobo,es "muy ocurrente,doctor ",uajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan ocurrente como un cordero con piel de lobo, que los hay, y muchos.

      Eliminar