sábado, 9 de abril de 2016

Deformación profesional

La cabra tira al monte, y cada cual arrima el ascua a su sardina. Viperio me sopló este ejemplo:

A un borracho ya provecto 
un chusco fue a preguntar 
qué es base, y él sin dudar:
―El pretérito imperfecto 
de subjuntivo de bar.



4 comentarios:

  1. Seguro que si va sobrio no suelta tal genialidad...jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su justa medida, el vino espabila las neuronas.

      Eliminar
  2. Cada uno ve las cosas desde su punto de vista,no cabe duda Ajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la visión de los borrachos es más enriquecedora: ven las cosas desde su doble punto de vista.

      Eliminar