miércoles, 13 de abril de 2016

Peregrinas justificaciones

Quien pone la calle hecha una pura pocilga, es porque tiene su cuerpo hecho también una pocilga. Alacrante arremete contra esos que justifican su puerco comportamiento alegando que así dan trabajo a los barrenderos (perdón, a los operarios de retirada de residuos sólidos urbanos):

Quien arroja desperdicios
al suelo y dice sin peros
para eso hay barrenderos,
¿por qué no quema edificios,
que para eso hay bomberos?


6 comentarios:

  1. De esos casos te encuentras también en clase,con la típica salida:"que lo limpien las limpiadoras",o"que suban las limpuadoras las sillas". Símplemente son maleducados e incívicos,los mismos que en su casa pasan por encima de los juguetes que hay en el suelo y "no los ven",porque para eso está mamá,que va detrás recogiendo.

    ResponderEliminar