viernes, 3 de junio de 2016

Hombre-estufa

Histeriador recoge en su alacrán una queja de muchos maridos cuando hace la calor:

Caliento tus tiritonas
cuando en enero te enchufas
a mis brazos y te entonas,
pero en junio me arrinconas
como a todas las estufas.



5 comentarios:

  1. Ese no es mi caso,desde luego. Yo dispongo de un calientacamas que me calienta cuando lo necesito,y lo más importante,¡sin pedir nada a cambio! que los maridos,eso de achucharse con el frío suelen transformarlo en otro tipo de "calentamiento"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, lo de tu calientacamas es pura generosidad, entrega leal y desinteresada. Contra eso no se puede competir.

      Eliminar