sábado, 17 de octubre de 2015

Ser uno mismo

Sé tú mismo, proclama la sociedad a bombo y platillo, en una consigna manida que coloca el secreto de la realización personal en un acomodaticio dejarse llevar por lo que el cuerpo le pida a uno. Filosón nos propone otro emblema:

Fórmula del optimismo:
intentar no ser tú mismo.


7 comentarios:

  1. ¡Pregunte, pregunte usted a su hermano Jesús sobre el "ser uno mismo"!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué me va a contar que no hayamos dicho ya?

      Eliminar
  2. Aunque con la familia sí se permite ser uno mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el único sitio donde se es verdaderamente uno mismo.

      Eliminar
  3. Con ese "sé tú mismo" lo que se trata es de convencernos de que somos estupendos y de que no debemos cambiar nada,algo que es rotundamente falso ya que lo que deberíamos de hacer es cambiar todo aquello que podamos mejorar,que es casi todo. No debemos conformarnos con ser lo que somos,no debemos ser acomodaticios. No significa que tengas que hacer lo mismo que los demás,no es eso(lo dice una pirada que todavía baila por la calle cuando le gusta una música),pero tampoco ampararte en "tu mismidad",válgame la expresión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo es un verdadero tratado de quintaesencia. Lo que sugieres es que lo de sé tú mismo debería convertirse en mejórate a ti mismo.

      Eliminar