miércoles, 11 de mayo de 2016

Conductor

¡Cuánta engañosa privacidad parece proporcionarnos la cabina de nuestro automóvil! Si no, que se lo digan a Alacrante:

Conductor que crees estar
aislado en tu auto feliz,
deja ya de menear
ese dedo en la nariz.



7 comentarios:

  1. Es como si estuviéramos aislados en una cápsula espacial y nadie nos pudiera ver.

    ResponderEliminar
  2. Cuando no nos ve nadie, hacemos cosas inconfesables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hablamos solos, cantamos endemoniadamente mal...

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Yo no me hurgo la nariz en el coche no porque desconfíe de su "amparo",sino porque no sé donde soltarlo luego 😂😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ajá! Luego no lo haces por sentido práctico.

      Eliminar