miércoles, 7 de septiembre de 2016

Adjetivos crueles

A decir de Viperio, hay palabras en nuestro idioma que se ensañan con los conceptos que designan. He aquí un ejemplo:

¿No era ya bastante austero
ese espino seco y pardo 
de nuestro campo agostero 
para que, encima de cardo,
lo llamasen borriquero?


6 comentarios:

  1. Bonito ramillete para ofrecérselo a determinadas personas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Precioso! Yo tengo una listita (muy corta, ¿eh?),

      Eliminar
  2. Y siempre que uno pasea por el campo se enganchan a tu cuerpo como si no hubiera un mañana. Vaya planta más desagradable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pobre planta! Seguro que es una planta milenariamente ibérica. ¡Y nosotros despotricando!

      Eliminar
  3. Y con su flor seca, clavada a la puerta, se espantaban a los malos espíritus y a la desgracia...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que los espantara. A ver si un día le doy un uso de esos.

      Eliminar