viernes, 2 de septiembre de 2016

FÁBULA DE LA BICICLETA Y EL TRICICLO

Alacrón estrena temporada con una sencilla fábula sobre el relativo poder de los números:

Se jactaba de sus ruedas
un petulante triciclo
ante una gran bicicleta
que, ayunando al fin caminos,
descansaba atada a un poste.
«¡Qué tan lejos de mi ritmo
―dijo el triciclo insolente―
pedaleas tú cohibido
con tu exiguo par de ruedas
frente a las tres que yo exhibo».
«Sólo que yo, con mis ruedas
―le replicó el velocípedo―,
soy instrumento de adultos
y tú un juguete de niños».
No por tener más de dos
se es más hombre, fuerte o listo,
que ni el ser grande o menguado
se averigua con guarismos.


7 comentarios:

  1. Así es, no todo es una cuestión de cantidad...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los números no son tan importantes, pese a Pitágoras y los matemáticos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Multa cum paucis, pauca cum multis. Con poco se tiene mucho, con mucho se tiene poco.

      Eliminar
    2. Multa cum paucis, pauca cum multis. Con poco se tiene mucho, con mucho se tiene poco.

      Eliminar
  3. Con una bici de tres ruedas no te caes nunca...

    ResponderEliminar