miércoles, 14 de septiembre de 2016

LA RANA Y EL SOL

Filosón aconseja el silencio como conducta propia del sabio, y lo hace a través de una fabulilla, salga bien o mal:

Una ridícula rana
retó al astro rey del cielo
a batirse en fiero duelo
en la caliente mañana;
pero al contemplarlo ufana,
quedó ciega y él tan pancho.
Así el hombre, en zafarrancho,
desafía al cielo a guerra
cuando se dice en mi tierra
que al buen callar llaman Sancho.



               

6 comentarios:

  1. Sancho representa a la sensatez y el sentido común.
    Eso sí, tiraba mucho de queso y de panceta. Saludos silentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, el Sancho por antonomasia le daba bastante a la sin hueso, sobre todo cual se desbocaba refraneando.

      Eliminar
  2. Hay que saber con quién se mete uno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vayamos a toparnos con el sursuncorda y la jorobemos.

      Eliminar
  3. Más vale cerrar la boca que ser un héroe escaldado.

    ResponderEliminar