viernes, 30 de septiembre de 2016

La modernidad es poco poética

¡Qué romántico, qué melancólicamente entrañable era evocar recuerdos en fotos que amarilleaban! La modernidad, como con otras tantas cosas, ha abolido esa inconfundible huella de la memoria, como lamenta Chis en este lacrimoso alacrán:

Me saca de mis casillas
que hoy las fotos anticuadas
no se pongan amarillas,
sino sólo pixeladas.


6 comentarios:

  1. Esos sí que sabían posar!! Ahora todo son selfies. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delfines y sonrisas falsas o morritos puestos.

      Eliminar
  2. Las fotos actuales se vuelven antiguas en cuanto las pasas por wpp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podríamos decir que lo actual deja de serlo en cuanto se nombra.

      Eliminar