sábado, 29 de noviembre de 2014

Chocolate

Ponzoñón, metido a teólogo:

Aunque suene a disparate,
algún autor ha estimado 
como el octavo pecado 
capital el chocolate.



8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y con una de las penitencias más duras: la dieta.

      Eliminar
  2. ¡Qué va ser pecado! Es "pignus futurae gloriae", anticipo de la gloria del cielo, en traducción libre,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En el Cielo habrá entonces fuentes de chocolate que no engorde?

      Eliminar
  3. Pues si el chocolate es pecado, yo quiero pecar.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. A fin de cuentas, José, si Dios puso el chocolate en el mundo, sería para gozo nuestro. Entonces, ¡a comer!

      Eliminar