jueves, 13 de noviembre de 2014

Arturo Mas y Artur Menos

De los buenos siempre se abusa, y si hasta los padres lo hacen con los hijos más dóciles, ¿qué no harán los extraños? En política pasa algo parecido: con el Consejero de Sanidad de Madrid (cuyas declaraciones contra la enfermera resultan injustificables), la Justicia ya ha abierto diligencias; contra el presidente catalán, que ha cometido no sé cuántos delitos e incluso ha alardeado de ellos, aún no ha dicho ningún tribunal esta boca es mía. Por ello, Ponzoñón ha tenido a bien engendrar este venenoso aguijón:

Al hijo que más protesta
le pongo bien de comer;
al que menos me molesta,
le doy las sobras de ayer.


7 comentarios:

  1. El títuko elegido me parece simplemente genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y genial el modus operandi de quien es capaz de delinquir y salir luego no impune, sino airoso.

      Eliminar
  2. Esto es España...La marca made in Spain en la que vale todo para el poderoso y al mindundi se lo comen.
    Pocos comentarios me ofrece el impresentable de "Arturo" Mas y pena me dá ver como España y sus políticos no hacen nada para pararle sus pies. Una verguenza vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que mandó matar al perro va a pagar todo lo que ha hecho el catalán.

      Eliminar