lunes, 4 de mayo de 2015

Risa y llanto

Reír o llorar. Dos opciones de vida. Los antiguos representaban estas dos maneras de vivir en dos filósofos griegos: el pobre Heráclito era un continuo mar de lágrimas (su filosofía no era para menos), mientras que Demócrito se reía de todo. Filosón, una pura contradicción, procura aunar ambas posturas en su eremítica y rocosa vida de escorpión:

Alguien se podrá extrañar
de cierta costumbre mía,
y es que ante cada avatar,
siempre lloro de alegría
o río por no llorar.


6 comentarios:

  1. Mejor reir que llorar...con la excepción de que se puede llorar de la risa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ha habido tiempos en que se prefería el llanto a la risa. ¡Qué cosas!

      Eliminar
  2. Una gran filosofía que bien puede aplicarse a mi día a día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Risa y llanto. De todo, un poco. Buen equilibrio.

      Eliminar
  3. A Jorge de Burgos, el siniestro personaje de ·"El nombre de la rosa" no le gustaba nada pero que nada la risa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo, es uno de esos gestos humanos únicos entre las demás especies.

      Eliminar