sábado, 7 de febrero de 2015

Lo que más nos saca de quicio

Ponzoñón parece que se empeña en hilvanar alacranes. El de ayer vuelve a eslabonarse con el de hoy:

Dos cosas hay del vivir 
que hacen a uno prorrumpir 
en blasfemias y en denuestos:
la una son los impuestos,
y la otra es conducir.


8 comentarios:

  1. Creo que se sueltan muchísimos más tacos cuando toca pagar a hacienda, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos, son más sinceros y dolorosos.

      Eliminar
  2. Uf,yo me pongo mucho peor en el coche,tengo que reconocerlo;además me avergüenza más que soltar improperios contra Hacienda,por aquello de que "Hacienda somos todos",jijijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que por el enclaustramiento del vehículo. No seríamos tan violentos si fuéramos en coches descapotables, y de doscientos caballos, y Ferrari, y...

      Eliminar
  3. De eso doy fe todos los días varias veces.

    ResponderEliminar
  4. Lo primero que tengo que decirte es que me ha encantado la ilustración que has escogido para este alacrán...genial...y lo segundo es que yo soy más de blasfemias en el coche. Qué tendrá ese vehículo que nada más arrancar nos convierte en los seres más insociables que somos....es impresionante....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de ser que los creó (o los inspiró) el Diablo.

      Eliminar