lunes, 9 de febrero de 2015

Rezar

Oración-paradoja escrita por Filosón. Os ruego encarecidamente que no la recéis:
Un cuerdo rezó en sus trece:
―Dios de mudos, Dios de ciegos,
te ruego que, cuando rece,
nunca atiendas a mis ruegos. 


10 comentarios:

  1. A Dios hay que pedirle que nos de lo que necesitamos,no lo que queremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pega es que no sabemos lo que necesitamos.

      Eliminar
    2. Es sencillo,sólo hay que decirle "Señor,dame aquello que necesito,aún sin saberlo". Y ya!!!

      Eliminar
    3. Esa debe de ser la oración más sabia y entregada.

      Eliminar
  2. Siempre se ha dicho que no hay peor castigo que recibir lo que se desea...
    A Dios es mejor no pedirle nada porque, total, hace lo que le da la gana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que pedirle entonces que nos guste lo que nos mande.

      Eliminar
  3. Pedid y se os dará....lo único que nos hace falta es hacerlo con un poco de fé y si no se nos dá será por nuestra falta de fé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuestión de fe, yo no llego ni a átomo de grano de mostaza.

      Eliminar
    2. Puede que no sea por falta de fe sino porque realmente no nos conviene. Hay que tener confianza en Él

      Eliminar
    3. Hay un verso de Miguel Ángel que dice: Querría, Señor, querer lo que no quiero. ¡Así quisiéramos todos!

      Eliminar