miércoles, 3 de diciembre de 2014

Los perfumados

A Ponzoñón no le inspiran confianza los perfumados con exceso, porque algo esconden, según él:

El que empapa de perfume
su cuerpo cuasi celeste
es que de limpio presume
o esconde su mucha peste.


8 comentarios:

  1. ¡A mí me gusta echarme mucha colonia! Vamos, que se me puede seguir el rastro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Benditos perfumes y desodorantes, que nos libran de oler nuestras animales fragancias!

      Eliminar
  2. Pues donde se ponga una buena colonia fresquita...

    ResponderEliminar
  3. La verdad sea dicha, es que en muchos momentos es muy socorrida...jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces para realzar, a veces para disimular...

      Eliminar