lunes, 8 de diciembre de 2014

Modernidades

Juicio de valor sobre los poetas difíciles de entender, aplicable a todos los artistas ininteligibles cuya dificultad nos obliga a aplaudirlos por no quedar como unos paletos. Alacrante, a quien no le importa quedar mal, no se corta un pelo:

La poesía que has escrito
debe de ser extremada,
porque en su jerga endiablada
todo suena muy bonito,
pero no se entiende nada.


10 comentarios:

  1. Un poema es bueno, se entienda o no. Pero en general, como bien indicas, un poema es bueno no porque no se entienda, sino,en todo caso, a pesar de que no se entiende.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hay que reconocer que, tras el parapeto de la dificultad, se oculta a veces la ineficacia del artista. Y por contra, al arte fácil de entender le cuelgan el sambenito de simplón o convencional.

      Eliminar
  2. No todo el mundo tiene la capacidad de ser un buen poeta. Todo el mundo puede hacer rimas fáciles, pero no por eso puede ser llamado poeta...El poeta es sentimiento en estado puro...y yo sé que mi querido amigo Daniel posee ese sentimiento...Qué grande eres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poseo el sentimiento y la necesidad de la poesía. Lo llevo por dentro, y escribir poesía es exprimirlo en el zumo de las palabras. No sé cuál es la calidad de mi zumo, más bien de Hacendado que de Zumosol, me temo.

      Eliminar
    2. Eres un catador muy indulgente, José.

      Eliminar
  3. Yo,como no entiendo, si es muy difícil no me gusta. Yo soy muy simple, o muy burra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso nos pasa a todos con cualquier disciplina donde no nos movamos como pez en el agua. ¡Me pasa a mí, que me tengo por un viejo pez! Y muchas veces me quedo pez.

      Eliminar
  4. Yo lo siento pero con la poesía que no entiendo...no puedo de Federico García Lorca no me saques.Firmado:Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es Lorca precisamente un dechado de claridad, así que no te tengas en tan poco, Ana.

      Eliminar