lunes, 12 de enero de 2015

PODEMOS no es poder, sino podar

Ponzoñón, maestro en tósigos, ha hecho hoy un descubrimiento morrocotudo sobre un partido político que se hace llamar PODEMOS. Se ha dado cuenta de que el nombre no está tomado del presente de indicativo de poder, ¡qué va!, sino del presente de subjuntivo de podar. Vamos, que a lo que invita Pablo Iglesias es a que podemos el país, a que le quitemos lo sobrante, que lo mutilemos, lo cercenemos. Nada nuevo en realidad, porque el PSOE de Zapatero ya podó sueldos, pensiones y jubilaciones; Rajoy ha mezclado podas y mentiras durante su legislatura; Felipe VI mantiene a flote la monarquía, pero a duras penas, porque mientras nada, el lastre de su familia tira de él hacia el fondo. La diferencia entre PODEMOS y los otros partidos es que este dice a boca llena a lo que viene: a podar, y que lo suyo, presumiblemente, será una poda drástica. ¿Debemos elegir entre PP, PSOE, PODEMOS y otros collares perrunos? Es como si alguien nos preguntara: ¿cómo prefieres ser asesinado? En fin, el alacrán de hoy habla sobre lo perniciosas que pueden ser las ideologías:

Era zurda y de derechas.
Él, de izquierdas, era diestro.
El hijo salió ambidextro 
y, sin dar una a derechas, 
golpeó a diestro y siniestro.


10 comentarios:

  1. Estupenda deducción entre el nombre y su finalidad. Muy bien traido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Susana. Mantén tus ramas a salvo.

      Eliminar
  2. No lo podías haber explicado mejor....Un diez para tí...Creo que no hay mucho más que decir....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José. Desafortunadamente, de nuestros gobernantes no pueden decirse hoy cosas mejores.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Aprovechemos para difundirlo ahora que no todavía no hay censura.

      Eliminar
  4. Daniel, me parece una vuelta de tuerca lingüística estupenda. Sin duda, es una buena campaña en contra de ese partido que ya ha planteado prohibir las procesiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiere prohibir las procesiones y las profesiones de de. Gracias, Jesús.

      Eliminar