jueves, 30 de julio de 2015

Los puntos sobre las íes

La recalcitrante impericia ortográfica de algunos llega a extremos como el descrito en el siguiente aguijón de Viperio:

Mira, por más que me líes
y de cazurro me taches,
yo no pongo en mis remaches
los puntos sobre las íes,
los pongo sobre las haches.


7 comentarios:

  1. ¿Los puntos sobre las haches?¿Pero pone alguna hache? ¡Pues eso ya es un mérito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto: escribir la hache es hoy un lujo al alcance de pocos.

      Eliminar
  2. Ojalá, Dios, no me tache
    de machista. Al entender
    que a la primera mujer
    debió llamarla: Eva Hache.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al nacer de la costilla
      de Adán, el primer varón,
      aprendió de sopetón
      a leerle la cartilla.

      Eliminar