viernes, 24 de julio de 2015

Quitarse años

En este aguijón Escorporal recoge la aversión de muchos a declarar su edad, cuando debiera ser motivo de gozo acumular inviernos y primaveras:

De los años que se puso
a los que ahora se quita
va ese trayecto difuso
que hay de moza a madurita.



7 comentarios:

  1. Cuando éramos jóvenes decíamos con orgullo nuestra edad sin importarnos que fueran muchos años. Ahora, en nuestra madurez, nos va costando decirla pues nos vamos dando cuenta que ya no somos aquellos jóvenes de antaño que tanta energía tenían. Lo que sí es una satisfacción es que cada año nos caiga uno más y que puedan verlo todos los que nos quieren.....Gracias Dios por los años que me dejas cumplir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, José: de pequeños nos enorgullecemos de nuestra edad; de maduros la ocultamos; de viejos, volveremos a enorgullecernos, y por mucho tiempo, espero.

      Eliminar
  2. Me queda poco por alcanzar la edad de mi hijo menor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego tú descumples años: perfecta la estrategia.

      Eliminar
  3. Durante algún tiempo no quería decir mi edad,pero por entonces murió la madre de una alumna,y la mujer tenía mi misma edad. Desde entonces nunca me he avergonzado de mi edad. La felicidad es cumplir años estando con los que te quieren

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón tienes! Y llegar a viejo no es una desdicha; la desdicha es no llegar.

      Eliminar
  4. La verdad que parece que fue ayer cuando empezamos en la Universidad, sonábamos con ser autónomos y adultos y ya han pasado 20 AÑOS, cuanto razón la letra del precioso bolero: " que 20 años no es nada"

    ResponderEliminar