jueves, 9 de abril de 2015

El agujero de ozono

La vena ecologista de Ponzoñón resucita hoy la preocupación por el dichoso deshielo polar, el agujero de ozono, el cambio climático y un desolador rosario de etcéteras que pronto dirán Amén a la especie humana:

El Polo Sur ya se agrieta
sin ozono. Y se elucubra 
que sin capa que nos cubra 
morirá nuestro planeta.
Que el mundo se ponga a dieta 
ante un porvenir tan nulo 
y sepa, por ser tan chulo,
que ese agujero es un roto 
por donde al hombre sin coto 
se le va viendo ya el culo.


6 comentarios:

  1. Somos tan ciegos y tan avariciosos que nos preocupa más llenarnos los bolsillos con petrodólares que salvar el mundo de una destrucción segura....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos criaturas de corto plazo; lo que nos queda lejos en el tiempo no nos importa.

      Eliminar
  2. Somos capaces de lo más divino y de lo más perverso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es el hombre: un compuesto de ángel y barro.

      Eliminar
  3. La Tierra seguirá dando vueltas con o sin nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como diría Espronceda, «que haya un cadáver más, ¿qué importa al mundo?».

      Eliminar