martes, 7 de abril de 2015

El bien y el mal

Filosón nos invita a reflexionar sobre la linde difusa que separa a veces el bien del mal:

A menudo el bien y el mal 
tienen tanta semejanza 
como la ambigua semblanza 
del azúcar y la sal.



6 comentarios:

  1. Por desgracia hoy día no es que no se distinga la línea entre el bien y el mal sino que se desconocen esos términos. Casi todo se reduce a lo que a mí me conviene y lo que no. Eso creo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Edad Media fue la época del teocentrismo; el Renacimiento, del antropocentrismo; y la actual, del egocentrismo. ¿Cuál vendrá ahora?

      Eliminar
  2. Hoy en día se sabe muy poco saber distinguir entre lo que está bien y lo que está mal... Yo estoy con Susana, es decir, si a uno le conviene algo eso está bien y viceversa.... Así funciona ahora la sociedad....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego nos existe la moral, sino la conveniencia.

      Eliminar
  3. De lo que se deduce que necesitamos el mal para darle sabor al bien, jejeje.

    ResponderEliminar